IES La Azucarera

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Inicio Programas europeos ERASMUS+ / COMENIUS
ERASMUS +
erasmus


PROYECTO MAC COMENIUS 2012: COMIENZA LA AVENTURA

E-mail Imprimir PDF

Llegó el día... nervios, madrugones y pesar la maleta varias veces, pero la ocasión lo merecía.

Nuestros primeros alumnos participantes en el programa MAC (Movilidad del Alumnado Comenius) partían hoy rumbo a Nápoles para estudiar durante un trimestre en el ISIS Europa de Pomigliano d´Arco. Son valientes, son decididos y son pioneros en este programa, que despega este año en nuestro centro y en el que sólo otro centro de Zaragoza ha sido también seleccionado. Los azucareros llevan ya un par de semanas poniéndose al día con el idioma, para "sobrevivir" los primeros días en casa y en clase, aunque seguro que con las ganas que tienen de aprender y la buena voluntad de sus familias de acogida... todo va a ir sobre ruedas.

Al llegar al aeropuerto les esperaba una gran pancarta que decía "Bienvenidos Amigos"... toda una declaración de intenciones

Andrea, Alicia, Marta, Lorena, Yara y Javier... ¡a por todas! en La Azucarera estamos orgullosos de vosotros

De MAC COMENIUS 2012 ITALIA
 

Artículo en prensa sobre el Comenius de La Azucarera

E-mail Imprimir PDF

Comenius lanza a una veintena de alumnos aragoneses a estudiar en el extranjero

Son estudiantes del IES Miguel Catalán y del IES Azucarera que se trasladarán a Luxemburgo, Francia, Austria, Italia y Bélgica.


Una veintena de alumnos aragoneses estudiará el próximo curso en el extranjero gracias al programa Comenius.

Son estudiantes del IES Miguel Catalán y del IES La Azucarera que se trasladarán a Luxemburgo, Francia, Austria, Italia y Bélgica.

Leer más...
 

Comenius: Güle güle Turquía

E-mail Imprimir PDF

Esta mañana el Bósforo amanecía soleado, y nos hemos dispuesto a preparar nuestro último día completo en tierras turcas, y qué mejor manera que desayunar en una terraza viendo los barcos pasar desde el Mar Negro. Ya alimentados y pertrechados, hemos pasado la mañana en los salones, pabellones y demás estancias del palacio de Topkapi, donde nos hemos quedado asombrados de las joyas de los sultanes, de los pelos de la barba de Mahoma que se conservan, o de las aparatosas, costosas y seguro pesadísimas armaduras y demás aparejos de guerra... todo ello junto a salas llenas de azulejos, pan de oro, objetos con piedras preciosas... en fin, lo que se dice una casita sencilla.

Muy cerca de Topkapi está la Mezquita Azul y hoy sí que la hemos podido ver y comprobar en su interior el porqué de ese nombre. De nuevo la cerámica es la que hace que el edificio tenga esa tonalidad. Junto a la mezquita, los obeliscos del hipódromo... y sobre todo el puesto de kebab!! Necesitábamos fuerzas para la tarde en el Gran Bazar, pues se requerían porque hay que regatear... y vaya si lo han hecho nuestros chicos, desplegando sus mejores artes para negociar por camiseras, cachimbas, jabones y tantas otras cosas. Casi ha habido que sacarlos de allí a rastras.

En la calle, un zumo de naranja para cargar las vitaminas y un paseo hasta el mar, donde hemos repetido la cena de los famosos bocadillos de pescado del Puente Gálata y hemos dado un paseo con una última sorpresa: la mezquita de Suleimán, la más grande de Estambul, se ha ido iluminando y hemos llegado a visitarla justo con la última llamada del moecín, cuando tan sólo nosotros y dos o tres personas más estaban en su interior.

Un viaje que ha sido inolvidable: por los amigos de Izmir, su hospitalidad y afecto, por las cosas aprendidas en las excursiones y en la vida del día a día, y por la guinda que ha supuesto el fin de viaje en la capital de los dos continentes.

Pronto nuestro director nos preparará una selección de grandes fotos de la semana con su cámara reflex, ya que las de esta semana son de fotógrafo aficionado, así que preparáos, hemos visto alguna y son chulísimas!!

Mientras tanto, se cierra este cuaderno de viaje hasta la próxima aventura. Esperamos que os haya gustado y que gracias a él hayáis vivido un poco de este viaje con nosotros. Mañana nos vemos 

¡Hasta la próxima Turquía!

 

Comenius: Estambul, la capital "Otomaña"

E-mail Imprimir PDF

Nuestro viaje hace tiempo que pasó el ecuador y hoy era un día algo triste: nos despedíamos de nuestros amigos de Izmir, esperando vernos en Zaragoza. Madrugón, alguna lágrima y camino al aeropuerto, pero con ganas de llegar a la última etapa de la aventura azucarera: Bizancio, Constantinopla, Estambul... llamadlo como queráis

Y hemos empezado por la puerta grande, callejeando, admirando sus calles, casas y tiendas abarrotadas de gente y llegando a Santa Sofía. Esta vez algo que estudiamos en 2º de ESO se hacía real ante nuestros ojos "tan grande que marea", decía Dani. La cúpula, los mosáicos, la caligrafía (con una un poco más floja hemos firmado en el libro de honor), todo impresionante. Tanto que en el pilar de los deseos, donde hay que girar el pulgar, quizás alguno ya haya pedido el poder volver.

Justo frente a Santa Sofía se encuentra la Mezquita Azul, que hemos visitado por fuera pues estaban en la oración: mañana volveremos. Pero mientras, nos hemos comido cómo no, un kebab y hemos bajado a las profundidades de la basílica de la Cisterna, un antiguo depósito del palacio del sultán en el que entre la penumbra y gotas de agua que caían del techo hemos ido buscando la cabeza de Medusa.

Descanso, tentempié y vuelta a andar... pero hacia el Cuerno de Oro. El puente Gálata con sus restauranres y tiendas nos ha llevado a la otra orilla, y viendo Europa y Asia hemos estado a los pies de la torre Gálata. Se hacía de noche y mientras se encendían las luces de Estambul, también lo hacía nuestro estómago, así que junto al mercado de pescado nos hemos comido un bocadillo de ídem sentados en el suelo en corro, con bastantes risas que os contaremos a la vuelta... Tranquilamente volvíamos a descansar cuando aún hemos hecho la última visita, pues la Mezquita Nueva estaba abierta, silenciosa e iluminada.

Se va acercando el final de esta aventura, pero lo que está claro es que Turquía nos ha impactado y ya somos eso, un poco Oto-maños

Me gustaría ser gato, así entraría gratis a todos los sitios (Dani)

Es que Ataturk es como el Mario Casas turco, está en todas partes (Noelia)

 

Comenius Izmir: el esplendor de Éfeso y el encanto de las montañas

E-mail Imprimir PDF

Merhaba!! Ayer llovió un poco al final del día y tuvimos problemas técnicos para hacer nuestro cuaderno de viaje diario... pero hoy vamos a contaros el doble de cosas.

El día de ayer fue sin duda uno de los más esperados por todos, pues visitamos las ruinas de la ciudad de Éfeso. Pero antes nos dimos una vuelta por la llamada Casa de la Virgen, un lugar arqueológico y espiritual que también nos pareció interesante. Sin embargo, lo que vimos en Éfeso no lo habríamos imaginado ni en la película de Troya: ante nosotros una ciudad grecorromana con sus calles pavimentadas, su asamblea, su teatro, sus fuentes, sus letrinas... y por supuesto la imponente biblioteca de Celso que véis en la primera foto. Esto es historia y arte en vivo... y nos quedamos impresionados. 

A la salida de Éfeso nuestra siguiente parada fue Selçuk, donde se encontraba una de las siete maravillas del mundo antiguo: el templo de Artemisa... aunque de sus 136 columnas sólo quedaba en pie... una! Junto al templo la mezquita de Isa Bey, donde pudimos ver cómo son los lugares de oración musulmanes, y el castillo de San Juan en la cima. Tras la comida y el descanso como pachás en el pabellón alfombrado... llegamos a Sirinçe, un pueblo en la ladera de una colina repleto de tiendas, calles llenas de plantas y un curioso bazar, donde pudimos ver sus productos típicos como jabón, cerámica o un peculiar vino con sabor a frutas del que probamos una gota, siempre supervisados.

Un día pues muy completo, que nos dejó en Izmir con ganas de descansar y recargar las pilas, ya que hoy...

Leer más...
 


Página 10 de 13

Menú Principal